Masaje Neurosensorial Japonés, el «todo en uno».  Un masaje que a nadie deja indiferente por sus múltiples beneficios, visibles e invisibles.

Este masaje tiene sus raíces en la Medicina Tradicional China. Se aplicaba a los samurai cuando regresaban de las batallas, para restaurar su bienestar FÍSICO y PSICOLÓGICO.

En la Medicina Tradicional China se ve y trata al ser humano de forma holística: cuerpo, mente y espíritu forman una unidad inseparable.

Por ello, trabaja sobre los 3 aspectos a la vez, mediante alimentación, ejercicio (como el yoga), masajes periódicos, cuidado de los pensamientos y emociones entre otros.

Combinando técnicas como el Shiatsu y la Reflexología Facial, en el masaje Kobido se obtiene una armonía completa a nivel corporal, restableciendo el flujo óptimo de la energía.

Posteriormente, se traslada a Japón, donde la empreratiz comprueba que además de todo lo anterior, los efectos estéticos sobre el rostro son muy notorios.

Ésta decide guardarlo como secreto y restringe su uso exclusivamente a palacio hasta que un Maestro de este «arte» del bienestar completo decide exportarlo a EEUU y de ahí llega posteriormente también a Europa.

Con el paso de los años, se han desarrollado unas 48 técnicas de Kobido, unas más centradas en el aspecto estético y otras más enfocadas (además de en el estético) en el aspecto terapéutico (neurosensorial).

Hoy podemos beneficiarnos de esta «poción de salud» a través de las manos también de Terapeutas.

Sus ventajas físicas y emocionales se obtienen en Naturalis Bienestar a través de un masaje en rostro y cuello de aprox. 1h de duración y con productos 100% sólo Naturales.

No se puede explicar … ¡Solo SENTIR!